sábado, 7 de enero de 2012

Las estrellas se pueden contar

Empecé a leer este libro hace poco, y literalmente, lo he devorado. Es magnífico, la escritura es muy agradable y fluida, y la forma de hablar de la protagonista me hace sentir identificada, como si la conociera... Tiene 316 páginas y podéis comprarlo por 15,95 €. 

Alice Saricca es una chica de dieciocho años que está a punto de terminar el instituto y debe decidir qué quiere hacer con su vida. Es una chica fantasiosa, guapa pero rara, tiene una gran imaginación y pocos amigos. Un día, el chico guapo del colegio, Giorgio, le propone quedar con él. Ella apenas se lo cree y le dice que sí. A partir de allí, tienen una fugaz historia de amor y Alice sufre mucho, ya que él no quiere que le vean con ella y se acuesta con otra chica.
Por otra parte, las cosas en casa de Alice no van nada bien. Sus padres no se hablan y su madre está continuamente enfadada con ella, haga lo que haga. Y además, la situación sigue empeorando: Carolina, su mejor amiga, se va a Barcelona a hacer un Erasmus. 
Alice sólo encuentra consuelo y compañía en el chico raro de su clase, Carlo, que siempre ha estado enamorado de ella... Y de repente se da cuenta de que debajo de ese chico raro hay un chico listo, inteligente, guapo y divertido... y se enamora de él.
Es una historia muy bonita y que merece la pena leer. Le doy un 10 sobre 10. Aquí os dejo algunas frases.

Y me encuentro aún aquí, hablándole al cielo. Tiene los brazos grandes y una sonrisa que sabe a destellos. Va completamente vestido, va vestido de estrellas. Da miedo este gigante que me acaricia la cabeza, que me ve vivir y no dice nada. Y quisiera contar sus estrellas, para conocerlo mejor, para saber que es mi amigo. Y de estrellas, ¿cuántas hay? Muchas, demasiadas... 351.

Ella tiene el encanto, lo tiene en la ropa, en el pelo, en cada célula de su cuerpo. Y si te quedas cerca de ella y consigues respirar un poco de su encanto, el mundo se encoge, se vuelve pequeño como este jardín, como estas gotas de agua, como nosotros. Alice no vive el mundo, Alice lleva el mundo dentro. 

Nos quedamos en silencio bajo ese cielo que nos mira y quién sabe lo que piensa de nosotros. Hay noches en las que apenas se ve una estrella pero, si te enamoras, ves muchísimas, es como cuando estás borracho y ves doble... Esta noche se ven a puñados. 
-Carlo, ¿cuántas estrellas hay? 
Me coge el dedo y lo apunta hacia el cielo.
-Una, dos, tres, cuatro...
Cuando encuentras el amor todo es posible, e incluso las estrellas se pueden contar. Y ese cielo ya no es tan distante ni tan enemigo... Hay 351.

4 Pensamientos..♥:

Miranda. dijo...

Ay, ahora tú me has convencido de buscar este libro(:

¡Qué bien que la reseña te haya resultado fácil de leer! A ti también se te entiende a la perfección. Y no agradezcas mis comentarios, que me encanta pasarme por aquí.

Aww, qué linda por decir que agradeces que el blog exista... A mí me parece que no es para tanto, pero no sabes lo que significa que digas eso :D TU BLOG ES GENIAL TAMBIÉN.

Miranda. dijo...

¡Tus palabras y reflexiones no son tontas! Me parece que resultan cien veces más inteligentes que las que hacen las compañeras de mi clase (que son un año mayor que yo).

¿Qué pasa con el chico? No eres estúpida, pero, ¿a qué le tienes miedo? ¿A que te lastime?


Espero que todo esté bien, y me encanta tu blog. Gracias por pasarte.

Miranda. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Miranda. dijo...

Posiblemente el chico sea tímido... Deberías acercarte a él como amiga, para no intimidarlo aún más, y eso no signfica que tú te estás adelantando y estás actuando como si fueras un chico. Yo lo haría de una forma en la que sea yo quien me acerque pero para demostrarle que no muerdo, y entonces él ya sea quien me empiece a hablar. Yo también estaría muy confundida... No puedo darte muchos consejos sobre esto porque no tengo tanta experiencia, pero creo que eso podría servir. Acercarte a hablar no será algo humillante, porque tampoco es que te irás a poner ahí a hablar tonterías, sino que empieza con cosas pequeñas como "Hola, ¿me prestas un lápiz?" o "Estoy cansada, este fin de semana fui a...", cosas pequeñas que no impliquen una gran contestación de su parte, pero sí que te hagan notar. No sé... Dime si te sirve, y sígueme contando a ver si puedo pensar en algo más(: si él te mira, es que por lo menos quiere ser tu amigo, y creo que por ahí es donde toda relación debe empezar.

¡ESCRÍBEME! Para cualquier comentario sobre el blog, pregunta, opinión, o cualquier cosa, escríbeme jovenyperiodista@gmail.com :) No olvides que también puedes compartir conmigo tus historias, chistes, o cualquier cosa. ¡Gracias por formar parte de este pequeño mundo! Cada vez que comentas, opinas, me sigues, me recomiendas, o simplemente me visistas, me haces sonreír. Gracias :) muy feliz.




Visítalo! (clic en la imágen)

sábado, 7 de enero de 2012

Las estrellas se pueden contar

Empecé a leer este libro hace poco, y literalmente, lo he devorado. Es magnífico, la escritura es muy agradable y fluida, y la forma de hablar de la protagonista me hace sentir identificada, como si la conociera... Tiene 316 páginas y podéis comprarlo por 15,95 €. 

Alice Saricca es una chica de dieciocho años que está a punto de terminar el instituto y debe decidir qué quiere hacer con su vida. Es una chica fantasiosa, guapa pero rara, tiene una gran imaginación y pocos amigos. Un día, el chico guapo del colegio, Giorgio, le propone quedar con él. Ella apenas se lo cree y le dice que sí. A partir de allí, tienen una fugaz historia de amor y Alice sufre mucho, ya que él no quiere que le vean con ella y se acuesta con otra chica.
Por otra parte, las cosas en casa de Alice no van nada bien. Sus padres no se hablan y su madre está continuamente enfadada con ella, haga lo que haga. Y además, la situación sigue empeorando: Carolina, su mejor amiga, se va a Barcelona a hacer un Erasmus. 
Alice sólo encuentra consuelo y compañía en el chico raro de su clase, Carlo, que siempre ha estado enamorado de ella... Y de repente se da cuenta de que debajo de ese chico raro hay un chico listo, inteligente, guapo y divertido... y se enamora de él.
Es una historia muy bonita y que merece la pena leer. Le doy un 10 sobre 10. Aquí os dejo algunas frases.

Y me encuentro aún aquí, hablándole al cielo. Tiene los brazos grandes y una sonrisa que sabe a destellos. Va completamente vestido, va vestido de estrellas. Da miedo este gigante que me acaricia la cabeza, que me ve vivir y no dice nada. Y quisiera contar sus estrellas, para conocerlo mejor, para saber que es mi amigo. Y de estrellas, ¿cuántas hay? Muchas, demasiadas... 351.

Ella tiene el encanto, lo tiene en la ropa, en el pelo, en cada célula de su cuerpo. Y si te quedas cerca de ella y consigues respirar un poco de su encanto, el mundo se encoge, se vuelve pequeño como este jardín, como estas gotas de agua, como nosotros. Alice no vive el mundo, Alice lleva el mundo dentro. 

Nos quedamos en silencio bajo ese cielo que nos mira y quién sabe lo que piensa de nosotros. Hay noches en las que apenas se ve una estrella pero, si te enamoras, ves muchísimas, es como cuando estás borracho y ves doble... Esta noche se ven a puñados. 
-Carlo, ¿cuántas estrellas hay? 
Me coge el dedo y lo apunta hacia el cielo.
-Una, dos, tres, cuatro...
Cuando encuentras el amor todo es posible, e incluso las estrellas se pueden contar. Y ese cielo ya no es tan distante ni tan enemigo... Hay 351.

4 comentarios:

Miranda. dijo...

Ay, ahora tú me has convencido de buscar este libro(:

¡Qué bien que la reseña te haya resultado fácil de leer! A ti también se te entiende a la perfección. Y no agradezcas mis comentarios, que me encanta pasarme por aquí.

Aww, qué linda por decir que agradeces que el blog exista... A mí me parece que no es para tanto, pero no sabes lo que significa que digas eso :D TU BLOG ES GENIAL TAMBIÉN.

Miranda. dijo...

¡Tus palabras y reflexiones no son tontas! Me parece que resultan cien veces más inteligentes que las que hacen las compañeras de mi clase (que son un año mayor que yo).

¿Qué pasa con el chico? No eres estúpida, pero, ¿a qué le tienes miedo? ¿A que te lastime?


Espero que todo esté bien, y me encanta tu blog. Gracias por pasarte.

Miranda. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Miranda. dijo...

Posiblemente el chico sea tímido... Deberías acercarte a él como amiga, para no intimidarlo aún más, y eso no signfica que tú te estás adelantando y estás actuando como si fueras un chico. Yo lo haría de una forma en la que sea yo quien me acerque pero para demostrarle que no muerdo, y entonces él ya sea quien me empiece a hablar. Yo también estaría muy confundida... No puedo darte muchos consejos sobre esto porque no tengo tanta experiencia, pero creo que eso podría servir. Acercarte a hablar no será algo humillante, porque tampoco es que te irás a poner ahí a hablar tonterías, sino que empieza con cosas pequeñas como "Hola, ¿me prestas un lápiz?" o "Estoy cansada, este fin de semana fui a...", cosas pequeñas que no impliquen una gran contestación de su parte, pero sí que te hagan notar. No sé... Dime si te sirve, y sígueme contando a ver si puedo pensar en algo más(: si él te mira, es que por lo menos quiere ser tu amigo, y creo que por ahí es donde toda relación debe empezar.

Related Posts with Thumbnails

Si me copias, te muerdo

Licencia de Creative Commons
Joven y Periodista by Junny..♥ is licensed under a Creative Commons Attribution-NoDerivs 3.0 Spain License.
Based on a work at www.jovenyperiodista.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at www.jovenyperiodista.blogspot.com.